Alberto Fujimori y Abimael Guzmán son los dos personajes más odiados por los peruanos por los hechos terribles que desataron en el país con el terrorismo subversivo y el terrorismo de estado. Pero hay algunos datos curiosos que los vuelven dos gotas de agua, que desde luego les sorprenderá a más que uno.

No obstante, hay que mencionar que ambos personajes tienen seguidores fanatizados hasta los huesos.

1.Ambos terminaron en la cárcel.

2. Los dos se dedicaron a la docencia universitaria.

3. También ambos desean el indulto por su avanzada edad.

4. Fueron acusados de asesinato.

5. Fujimori y Guzmán quisieron el poder.

6. Tienen fanáticos como seguidores.

7. Odian la democracia, ya que quieren el poder absoluto.

8. Necesitaron el terror para conseguir sus fines como secuestros y asesinatos.

9. Ambos se necesitan para existir.



Huang Dafa ha invertido 36 años de su vida en mejorar el bienestar de sus conciudadanos. Este anciano chino de 89 años construyó con sus propias manos un canal de 9.400 metros que rodea tres montañas para llevar agua a su localidad, de la que es alcalde.


Su mastodóntico proyecto comenzó allá en 1959, cuando los vecinos de un pequeño pueblo llamado Caoyuanba, situado en la cordillera de la provincia de Guizhou, China, apenas disponían agua potable para sobrevivir, un recurso al que solo tenían acceso a través de las aguas pluviales y de un pequeño riachuelo que terminó secándose.


Antes del canal, Dafa recuerda cómo todos los vecinos de Caoyuanba tenían que dosificar el agua que gastaban minuciosamente. “Si uno se llevaba mucha agua, los demás nos quedábamos sin ella”, explica.

Pero ahí no termina la cosa. Antes de la culminación del proyecto, cultivar y consumir ciertos productos era un lujo que no podían permitirse a diario. Por ejemplo, si el resto del país comía arroz casi a diario, los vecinos de esta pequeña localidad solo podían tomarlo en los días más señalados. Y es que, únicamente podían permitirse plantar patatas y maíz.


De hecho, muchos pueblos colindantes se referían a Caoyuanba como “esa zona pobre”, ya que no disponía de agua, electricidad y, mucho menos, de carreteras. Así, la precariedad de recursos provocó que muchos vecinos se marcharan para encontrar una vida mejor. No obstante, Dafa quería convertir a Caoyuanba en localidad habitable.“Por eso decidí que el pueblo debía tener tres cosas: luz, una carretera de acceso y agua”, agrega.

El primer paso fue visitar a los pueblos cercanos, para ver si alguno tenía suficiente agua como para poder compartirla con el suyo. Por suerte, en Yebiao encontró lo que buscaba. Solo existía un inconveniente: ambas localidades se encuentran separadas por 10 kilómetros de montañas.


Así fue como, movido por un férreo empeño, Dafa decidió estudiar hidrología. A la edad de 53 solicitó trabajar en el departamento de aguas de una ciudad cercana y allí empezó a descubrir cómo podría realizar su sueño.

Tras acumular un vasto conocimiento sobre el tema durante 3 años, decidió que ya era hora de poner en marcha su plan. Cuando hubo reunido los fondos necesarios, principalmente provenientes del gobierno local y de las donaciones de los residentes de Caoyuanba, Dafa lideró al grupo de 200 trabajadores que tomaron parte en la construcción del canal.


En 1995, 36 años después, se inauguró la obra de ingeniería que, sumada a la llegada de la electricidad y el acceso por carretera, cambió considerablemente la calidad de vida de todos los habitantes de Caoyuanba, cuya población empezó a crecer.



La increíble historia de Huang, de una determinación que ha impresionado al panorama internacional, es un ejemplo perfecto de que la voluntad del ser humano, en ocasiones, es imparable.



Alan García sigue en la mira esta semana por el caso Odebrecht. Sin embargo, la empresa brasileña opera en Perú desde la época de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. Lee nuestras Historias Nunca Contadas.


El viernes pasado, Alonso Ramos, el acucioso periodista del semanario ‘Hildebrandt en sus Trece’, reveló una primicia que provocó un cataclismo político: en una agenda de Marcelo Odebrecht aparecen las iniciales ‘AG’, que pertenecerían al expresidente Alan García. Como se sabe, el empresario brasileño era el mandamás de su compañía, que pagó millonarios sobornos para adjudicarse obras públicas en los tres últimos gobiernos en el Perú.


“AG vs Omos-finalizar. Olmos: Gestao prazos/vis-a-vis exposicaou max U$1mil”, dice la anotación, que vincularía a García al proyecto de irrigación Olmos, realizado durante su segundo gobierno, y a un supuesto pago de un millón de dólares.
Alan García salió a defenderse en su cuenta de Twitter: “Olmos fue contratado por otro régimen y ejecutado por el Gobierno Regional. A otros habrán comprado. A mí, no”.

Lo cierto es que la sigla de Alan García está en el mismo documento donde aparece la anotación ‘OH’ y la cifra de US$3 millones, que pertenecería al expresidente Ollanta Humala y al supuesto soborno que habría recibido.


Hace unos días, por cierto, el diario ‘Folha de Sao Paulo’ difundió un espectacular audio fiscal, donde Marcelo Odebrecht confirma que ‘OH’ es Ollanta Humala y señala que el dinero fue solicitado por Antonio Palocci, el exministro del presidente Lula.

Interrogado al respecto, Palocci desmintió la versión de Obedrecht respecto de Humala, pero la situación del exmandatario sigue siendo complicada.

Muchos peruanos, sin embargo, se preguntan si las autoridades brasileñas y el fiscal peruano Hamilton Castro le han preguntado a Marcelo Odebrecht -con ese mismo interés que por Humala- sobre las posibles vinculaciones comerciales que tuvo con Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos y Alan García.


La pregunta cae de madura. Durante el gobierno de Alberto Fujimori, la empresa Odebrecht ganó 30 obras públicas, muchas más de las que obtuvo en las gestiones de Alan García y Humala, que juntos totalizaron 24.

Odebrecht era la engreída de Alberto Fujimori, le adjudicó contrataciones por ¡US$450 millones!

Hay un detalle más. En ese mismo audio difundido por ‘Folha de Sao Paulo’, Marcelo Odebrecht dijo que su empresa, en la gestión de Alberto Fujimori, entregó dinero a grupos armados peruanos para que dejaran en libertad a secuestrados. ¿Eso pudo haber sido posible sin que lo supiera Vladimiro Montesinos? ¿A quién de ese gobierno entregaron el dinero?


En el régimen de Alan García también resulta difícil creer que solo sus funcionarios de mando medio (tres de ellos hoy presos) pidieran millonarios sobornos a Jorge Barata, el representante de Odebrecht en el Perú. Barata y Marcelo Odebrecht tuvieron la oportunidad de denunciarlos ante Alan García durante las más de 20 reuniones y viajes personales que hicieron juntos al interior del país y Brasil.

Muchas cosas sintomáticas están ocurriendo en esta investigación, pero los periodistas no somos ‘caídos del palto’. Nos vemos el otro martes.



El colmo. Las autoridades del Callao identificaron una familia que acumulaba en su vivienda donaciones para los damnificados de los huaicos y desbordes en el país.

Personal de serenazgo del Callao identificó movimiento inusual de dos camiones, que transportaban numerosas bolsas hacia una vivienda ubicada en el asentamiento humano Bocanegra.


Grande fue la sorpresa cuando al intervenir los vehículos hallaron en su interior paquetes de ropa y zapatos. Se trata de ayuda humanitaria para quienes lo habían perdido a causa de los huaicos e inundaciones provocadas por el fenómeno El Niño.

En la casa se detuvo a Juan Pedro Rengifo Vásquez, James Vásquez Saldaña y Lady Margarita Rengifo Vásquez, quien aseguró que las bolsas con donaciones fueron un regalo de un funcionario del Gobierno Regional del Callao.


Funcionarios de la institución negaron la acusación y aseguraron que todas las donaciones fueron entregadas a través de los medios de comunicación.

Sin embargo, de acuerdo al seguimiento que las autoridades hicieron a los camiones, estos vehículos salieron de un almacén del Gobierno Regional del Callao, ubicado en el Óvalo Juan Pablo Segundo.




Korina Rivadeneira no deja de hacer noticia. Y es que tras su repentino matrimonio con el capitán de Esto Es Guerra, Mario Hart, consignando una dirección en Huaral, ahora la venezolana es punto de críticas a raíz de lo que percibiría en el reality de América TV.


Y es que varios medios locales han reportado que Korina Rivadeneira estaría ganando la suma de 13 mil dólares en Esto Es Guerra, una suma nada despreciable para la guapa modelo.

Cabe mencionar que estos 13 mil dólares mensuales de Esto Es Guerra no incluye el dinero que Korina Rivadeneira recibe por sus presentaciones en discotecas durante los fines de semana (un promedio de 2500 dólares).




Indira Huilca, congresista del Frente Amplio, se mostró en contra de la liberación al exmandatario Alberto Fujimori, quien purga condena por corrupción y violaciones a los derechos humanos.

A través de su cuenta en Twitter, Huilca recordó que Fujimori cumplirá su condena en el año 2032. “Lo que manda la Justicia no se puede borrar con arreglo bajo la mesa. Dan vergüenza”, añadió.


Cabe indicar que el legislador oficialista Carlos Bruce está a favor de la liberación de Fujimori, al considerar que este “ya cumplió su pena”.

Mientras que el parlamentario Roberto Vieira presentó un cuestionado proyecto de Ley, el cual propone que presos mayores de 75 años y con un “estado de salud delicado” puedan cumplir sus penas en su casa.






Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular, saludó hoy al Congreso por aprobar el proyecto de Ley de reconstrucción, y pidió al presidente Pedro Pablo Kuczynski que ponga “manos a la obra”. 

A través de su cuenta en Twitter, Keiko expresó su reconocimiento al Legislativo “por su buena labor en el proceso de aprobación de la norma de reconstrucción”.

“El Parlamento ya cumplió con su trabajo, demostrando capacidad técnica y de consenso. Ahora, manos a la obra presidente PPK, ¡a reconstruir el país!”, publicó en otro tuit. 

Aprobado por mayoría 

Cabe indicar que el proyecto presentado por el Ejecutivo fue aprobado hoy en el Congreso, con 90 votos a favor y 18 en contra. Norma tiene como finalidad rehabilitar las zonas afectadas por las lluvias e inundaciones.