Desagradable sorpresa fue la que tuvo la ministra de Justicia boliviana, Virginia Velasco, quién llegó a uno de los juzgados y fue víctima de maltrato solamente por su vestidura cuando pedía un expediente. Al parecer, sus encargados del despacho no la reconocieron.

Esto ocurrió en el Juzgado Cautelar Segundo en Quillacollo en Bolivia en donde la ministra realizó una inspección sin previo aviso notando irregularidades. “Les he sorprendido y me han atendido mal, porque no me conocen dicen. Me trataron mal a mí y cómo será a la gente humilde, gente que no sabe hablar incluso castellano, sino solo quechua”, dijo.



Además del maltrato, la ministra recibió denuncias verbales por los litigantes. Una de ellas trataba de que piden 300 dólares para que un expediente salga. Por eso, aclaró que las personas que hacen una demanda no deben pagar a lo funcionarios, ni taxis ni otros pedidos porque eso es un acto de corrupción. 

Para hacer más ágil las denuncias, la ministra dio su propio número celular. “Llámeme para decirme qué funcionario cobra”, expresó. De esa forma, la ministra estará más cerca a la ciudadanía y tendrá mucho más control de lo que ocurre en su despacho.


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: