El 13 de noviembre del 2000 los peruanos amanecieron viendo a su presidente, Alberto Fujimori, participando en Brunéi en la Cumbre APEC. En medio del vendaval político desatado por denuncias por corrupción, la crisis de los ‘vladivideos’, el ex mandatario apareció vergonzosamente en el país asiático.


 


Cinco días antes, el 7 de noviembre de ese año, Fujimori ordenó que se trasladara al Grupo Aéreo N° 8 las maletas que incautó irregularmente a su ex asesor Vladimiro Montesinos. El escándalo de los videos grabados clandestinamente en la salita del SIN ya le había ‘explotado’ en la cara.

En ese transcurso, el ex canciller Fernando de Trazegnies aseguró que el dictador tenía ”espíritu de samurai” y que iba a afrontar las acusaciones en su contra; sin embargo, el padre de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, no estaba dispuesto a hacerse harakiri.

Semanas antes de partir se dirigió a todo el Perú en un mensaje a la Nación para anunciar que él mismo encabezaría un “periodo de transición” para entregar el poder en julio del siguiente año. 

Nada de lo que dijo pasó. Días antes de su fuga ordenó a su equipo de seguridad a desplazarse por diferentes puntos de la capital. Así, los medios de comunicación fueron despistados cuando el vehículo oficial salió hacia la carretera central.


El viaje a Brunei ya había sido planeado premeditadamente. El 13 de noviembre del 2000 Fujimori anuncia que se iba a producir un nuevo allanamiento a la vivienda de Montesinos, en Chaclacayo. Toda la prensa de movilizó hasta el lugar mientras él, con las maletas incautadas a su ex asesor, partía del Grupo Aéreo N° 8.

Ese mismo día, el Congreso destituyó a su presidenta, la fujimorista Martha Hildebrandt, luego que la moción para formar una comisión que investigue las cuentas de Vladimiro Montesinos había sido frustrada.

Posteriormente, el 19 de noviembre del 2000 Fujimori renunció por fax desde Tokio. El documento no fue aceptado por la representación en el Parlamento y fue destituido por incapacidad moral. Pero eso, ya es otra historia.


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: