Una turba de personas golpeó, desnudó y ahorcó a un hombre en el municipio de Reyes, en La Paz (Bolivia), por presuntamente haber violado a una niña de cuatro años que falleció después de la agresión sexual.



Según la radio Eco de Reyes, de la Red Erbol, la Policía había detenido al presunto agresor que acabó linchado, pero una multitud de pobladores arrebataron la custodia del hombre a las fuerzas de seguridad. Derribaron la puerta de las instalaciones policiales y sacaron de ahí a Elvis César Alcázar, de 37 años, que ya había confesado su culpa.


El grupo le dio una paliza al agresor, lo desnudó y, mientras aún estaba vivo, los atacantes le pusieron una soga en el cuello y lo arrastraron por las calles de esta manera. Los pobladores colgaron el cadáver de un árbol para escarnio público sin que la Policía pudiese intervenir para evitarlo.

Los casos de linchamientos son relativamente habituales en algunas zonas de Bolivia, y según la Defensoría del Pueblo, en 2015 se produjeron 32 intentos, de los que cinco terminaron en muerte.

En ocasiones, quienes cometen los linchamientos se justifican por la "justicia comunitaria", reconocida en la Constitución boliviana de 2009, pero las autoridades han explicado varias veces que ese sistema judicial no admite castigos brutales ni la pena de muerte.



Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: