Realmente resulta indignante que en el Perú hasta el perro quiera ser presidente del país. Tanta gente improvisada se mete a la política para aprovecharse del poco conocimiento y desinterés de los peruanos en este tema, que debería ser como el pan de  todos los días.


Si nos podemos a analizar, solo a los ex presidentes de las últimas décadas, nos toparemos con gente que apareció de la nada, de noche a la mañana, y algunos ni siquiera pensaban llegar al gobierno, como lo fue Alberto Fujimori en los 90. Asimismo Toledo, Alan García volvió al poder después de dejar en ruinas el país, Humala, que cambió su plan de gobierno, y últimamente casi llega al poder, la señora Keiko Fujimori, hija del encarcelado Alberto Fujimori.


La misma que no supo responder en campaña sobre su plan de gobierno referente a la educación y la cultura. Sus voceros y representantes al Congreso y al Parlamento Andino, no sabían nada referente a estas actividades. Aunque parezca gracioso, pero Keiko en realidad no sabe ni freír un huevo, ya que en el desayuno que se hace siempre, antes de ir a votar, en las elecciones presidenciales, se le quemaron los huevos en vivo ante la vergüenza de su madre y la prensa, donde ella solo atinó a reírse.

Y lo peor estaría por venir en el 2021 con representantes extremistas de la izquierda como Gregorio Santos que también quieren llegar al poder, y en el fujimorismo tendríamos a Kenji Fujimori, tal como lo reveló la semana pasada el Semanario Hildebrandt en sus trece.


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: