Mientras que la mayor parte del mundo no sabe cómo lidiar con el hacinamiento en las prisiones, Holanda tiene el problema opuesto: poca gente a la cual encerrar. En los últimos años, 19 cárceles han cerrado y el año que viene otras más lo harán. ¿Cómo lo lograron y por qué hay algunos que piensan que eso es un problema?



En Holanda, los refugiados van a la cárcel, pero no por haber cometido un delito, sino porque las prisiones están vacías y las autoridades de ese país las han convertido en espaciosos condominios.




Pero, ¿por qué las cárceles? Todo se debe a que Holanda es uno de los pocos países de Europa que tiene muy baja tasa de criminalidad y muchas de sus prisiones están vacías, entre ellas figuran la de Westlingen, en Heerhugowaard, y De Koepel.


Las primeras fotos de los refugiados en sus nuevos hogares ya han sido difundidas y los muestran realizando sus actividades diarias sin ningún problema.




Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: