Durante nueve largos minutos, el congresista Bienvenido Ramírez hizo público su rechazo a la prueba PISA durante la sesión de interpelación al ministro de Educación, Jaime Saavedra. Entre otras cosas, dijo que dicha prueba alienta las políticas educativas de corto plazo y beneficia a compañías extranjeras.

¿De dónde extrajo dicha información? Resulta que ninguna de las ideas expuestas por Ramírez durante su alocución le pertenecen. Párrafos enteros de un artículo publicado en el portal Educa 2012 (https://educa2012.wordpress.com/), cuyo autor es el académico español Javier Díez Gutiérrez, fueron pronunciados por Ramírez sin citar la fuente original. Aquí una muestra.



Un total de 83 grandes expertos internacionales en educación enviaron una carta al director del programa PISA, expresando su preocupación por la cada vez mayor influencia que empieza a tener en las prácticas educativas en muchos países. Como resultado de PISA, los países están reformando sus sistemas educativos, buscando soluciones a corto plazo, con la esperanza de mejorar en el ranking, pese a que la investigación muestra que los cambios duraderos en las prácticas educativas necesitan décadas. Además, explican, al centrarse en un reducido conjunto de aspectos susceptibles de ser “medidos”, PISA distrae la atención de los objetivos educativos menos susceptibles o imposibles de ser medidos, tales como el desarrollo físico, moral, cívico o artístico, reduciendo peligrosamente de este modo nuestra imaginación colectiva en torno a lo que es o debería ser la educación.




Para luego añadir (3:55 s.):

De ahí la inadmisibilidad y pretensión de utilizar PISA para llevar las políticas educativas en una dirección determinada. No sólo porque las capacidades que mide PISA dependen poco o nada de las escuelas, sino porque ni siquiera dependen de los cambios pedagógicos y políticos que PISA propone. Este fallo fatal inutiliza completamente a PISA para su objetivo principal, ayudar a la mejora de las escuelas y los sistemas educativos, afirma este especialista. No se trata de un fallo secundario o accidental, sino de un fallo de esencia fatal, que convierte PISA primero en un fracaso y, con el tiempo, un fraude.

Enrique Javier Díez Gutiérrez, el verdadero autor de estas ideas, es profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de León, con doctorado en Ciencias de la Educación y Licenciado en Filosofía. Ha escrito para reconocidas publicaciones como el diario El País y tiene a su cargo el blog Educa 2012.

El Congreso ha adquirido recientemente un software para detectar plagios en los proyectos de ley. ¿Será posible que pueda verificar también la autenticidad de las intervenciones de los congresistas? (JR/CP).

Fuente: Caretas.pe


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: