Resulta totalmente indignante y sorprendente cómo los congresistas justifican su accionar delicuencial ante evidentes pruebas de corrupción y su malévolo plan de desestabilizar el gobierno como dé lugar.


Hemos llegado ya a un clima que la conchudez soprepasa la imaginación de los peruanos, donde procesados por narcotráfico, lavado de activos y sentenciados que están en el Congreso por su inmunidad paralamentaria tengan la autoridad moral de acusar de corruptos a los demás políticos.

Pero más indignante que esto es la gente que defiende a estos delincuetes de marca mayor con corbata.




Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: