La Comandancia General del Ejército resolvió el contrato que mantenía con la compañía Cencosud, propietaria de la cadena de centros comerciales Wong, Metro y Paris, debido a la negativa de la empresa de pagar 70 millones de soles, que según el instituto castrense le adeuda por el alquiler del establecimiento donde opera Plaza Lima Sur.
Lo que ha quedado sin efecto es el contrato de derecho de superficie y de derecho de usufructo, suscrito en 1998, y una adenda de ampliación del mismo, firmado en 2005.


El pasado 21 de abril, el presidente de Cencosud, el empresario chileno Horst Paulmann, sostuvo una reunión en Lima con el comandante general del Ejército, general de división Luis Ramos Hume, con la finalidad de superar un desacuerdo sobre los montos que le debía abonar por el uso y usufructo del local, que incluye un porcentaje sobre los ingresos por las ventas.
Paulmann se comprometió además por escrito mejorar el abono de la renta de alquiler y sincerar los reportes de caja de Plaza Lima Sur, pero no ocurrió así. Pateó el tablero.
“En las semanas siguientes, y mediante comunicados evasivos, (Paulmann) manifestó que sus equipos continuaban analizando las posibilidades para la firma de un nuevo contrato, pero que este se realizaría a futuro una vez que culminara el contrato vigente, manteniendo las condiciones económicas perjudiciales para el Ejército”, de acuerdo con el instituto armado.
El radical cambio de opinión de Horst Paulmann, motivó a la Comandancia General del Ejército aplicar una auditoría a las liquidaciones de los ingresos que reportó Cencosud a la institución castrense entre enero de 2013 y marzo de 2016, “determinándose que dicha empresa dejó de reportar al Ejército aproximadamente 70 millones de soles, otorgándole un plazo de 45 días” para que revisara sus cuentas, según información obtenida por La República.
El 25 de octubre, Cencosud respondió al Ejército que solamente le adeuda 1,2 millones de soles y no los cerca de 70 millones como exigían los militares, bajo el argumento que la auditoría peruana era deficiente.
Los auditores del Ejército revisaron la respuesta de Cencosud y se ratificaron en que la compañía de Horst Paulmann debía desembolsar 70 millones de soles, basándose en que ocultaba información sobre sus ingresos y los contratos de arrendamiento con las diversas tiendas del centro comercial.

El 2 de diciembre el general de división EP Próspero Díaz Arrué, encargado por el comandante general del Ejército de las negociaciones con Cencosud, informó a la empresa que rechazaba sus argumentos y le ofrecía como plazo hasta el 7 de diciembre para que cumpliera con abonar los 70 millones de soles.

Cencosud no contestó.

“Al no haber subsanado las observaciones que evidencian y demuestran el incumplimiento de las obligaciones contractuales, y a fin de salvaguardar los intereses de la institución, el Comando del Ejército del Perú decidió resolver el contrato con Cencosud por causas imputables a dicha empresa”, señaló la institución armada, de acuerdo con documentación del caso al que tuvo acceso La República.
Representantes de Cencosud en Lima indicaron que en cumplimiento de una cláusula de confidencialidad, no pueden comentar el entredicho con el Ejército.
El contrato por el derecho de superficie suscrito a favor de Cencosud expira en el año 2035. Y el contrato por el derecho de usufructo es hasta el año 2028. En 2013 el Ejército y la compañía chilena suscribieron un acuerdo de ampliación por 40 años, pero no llegó a concretarse porque la propietaria de Plaza Lima Sur varió de posición.
La comunicación dirigida a Horst Paulmann informándole sobre la resolución del contrato, se produjo el 9 de diciembre, Día del Ejército del Perú.


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: