La tensión entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo va aumentando conforme se acerca el miércoles 7 de diciembre, día en que el ministro de Educación, Jaime Saavedra, debe acudir al Congreso para responder a un pliego interpelatorio de dieciocho preguntas.


La posibilidad planteada por el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, de solicitar una cuestión de confianza al Parlamente ante una censura a Saavedra, como un mecanismo para que la oposición fujimorista desista de su propósito, ha sido fuertemente contestada por el vocero de la bancada Fuerza Popular, Luis Galarreta.
El parlamentario fujimorista indicó que la cuestión de confianza es un derecho constitucional del Ejecutivo, pero sería un "grosero error político" del gobierno si se llega a dar.
Sin embargo, Galarreta adelantó que la posibilidad de ese escenario no hará retroceder a su bancada en la interpelación de Saavedra.
"Si el presidente ha dicho que solicitaría una cuestión de confianza, pues que busque otros dieciocho ministros nuevos. Nosotros no vamos a aceptar ese tipo de imposiciones", aseveró.
En tal sentido, el vocero fujimorista señaló que solo esperan que se realice la interpelación y luego los congresistas decidirán, de acuerdo con las respuestas del ministro y al debate que se genere, si votan por la censura o no.

Respaldo de Verónika

En ese contexto de disputa entre los dos poderes del Estado por la interpelación a Saavedra, la lideresa del Frente Amplio, Verónika Mendoza, anunció que su grupo político defenderá la continuidad de la reforma universitaria de este gobierno, lo cual es interpretado como un tácito respaldo al ministro Saavedra.
“Hay sectores más preocupados en defender sus intereses y a sus amigos en el sector educativo. El Congreso no es su chacra, deben escuchar a la ciudadanía”, expresó tras sostener que el fujimorismo tiene una voluntad de acorralar al gobierno para ganar puestos en entidades del Estado.
Así, Mendoza coincide con quienes sostienen que la interpelación a Saavedra, que es sobre la organización de los Juegos Panamericanos, gasto en consultorías y la adquisición de un lote de computadoras para el Ministerio de Educación que viene siendo investigado por el Ministerio Público, solo es un pretexto para debilitarlo debido al impulso que le está dando a la reforma universitaria.

Efecto bumerán

En tanto, el analista político Carlos Alza consideró que el fujimorismo debe analizar bien la opción de censurar al ministro de Educación, pues esto podría resultarle un bumerán frente a la opinión pública, ya que el Congreso tiene poca legitimidad y Jaime Saavedra una buena aprobación, incluso, superior a la del Parlamento.
"El respaldo que tiene no solo es de la ciudadanía, sino también del empresariado que lo ha aplaudido en la reciente edición de la CADE", afirmó.
Alza indicó que la defensa de Jaime Saavedra por parte del presidente Pedro Pablo Kuczynski significa no solo un apoyo a su gestión sino también el respaldo a la reforma educativa como política de Estado, pues su gestión viene desde el gobierno anterior.
Por su parte, el analista Fernando Tuesta sostuvo que en esta semana se vislumbra un alto nivel de confrontación entre el Ejecutivo y el Congreso ante el escenario de una posible censura a Jaime Saavedra y un posterior pedido de confianza.
"La pregunta es si el Parlamento quiere llegar a ese punto. Desde la Constitución Política del 79 solo hemos tenido tres censuras. Si censuran al ministro Saavedra van a llegar a un nivel alto de confrontación", apuntó.
Si es así y el Congreso no le da la confianza al gabinete, Fernando Tuesta precisa que a la oposición solo le quedaría una bala de plata, pues ante una segunda censura el presidente cerraría el Parlamento. 

Para Juan Sheput, la censura del ministro es una situación extrema

El vocero alterno de la bancada Peruanos por el Kambio (PPK), Juan Sheput, sostuvo que una censura al ministro de Educación, Jaime Saavedra, sería llegar a una situación extrema, innecesaria e inoportuna. El congresista oficialista señaló que el ministro responderá de la mejor manera al pliego interpelatorio de dieciocho preguntas, razón por la cual no cree que se dé la censura.
Fernando Tuesta consideró que si bien la interpelación es un mecanismo legítimo de las minorías en los sistemas parlamentarios, cuando la oposición es mayoría esta se   convierte en un arma peligrosa. A su consideración, el fujimorismo y el Apra tienen la firme voluntad de censurar a Saavedra.
En tal sentido, consideró que para esto no se dé, el gobierno debe mandar mensajes firmes de que va a  defender a su ministro y su política educativa.
El abogado Alberto Borea consideró que constitucionalmente es posible que el Ejecutivo pida la cuestión de confianza para el gabinete, pero señaló que se debe analizar si llegar a esa opción es políticamente razonable.
El constitucionalista sostuvo que si bien el ministro de Educación tiene el deber de responder al pliego interpelatorio, no considera que sea responsable de casos de corrupción.


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: