A diferencia de Katniss Everdeen, Jennifer Lawrence es un peligro para la gente que está a su alrededor, sobre todo cuando no mide cuánto daño puede hacer con su trasero. Y no es broma.

La actriz recientemente visitó The Graham Norton Show, donde fue sorprendida por el conductor del show con una interrogante sobre cierto incidente en Hawái durante las grabaciones de The Hunger Games: Catching Fire. “¿Cómo sabes eso?”, dijo primero Lawrence antes de sincerarse con todo el mundo.


Según contó, cuando grababa la segunda película de The Hunger Games, el elenco fue advertido acerca de no perturbar unas piedras sagradas, pero ella igual lo hizo y por poco ocurre una tragedia.

“Había piedras sagradas y se suponía que no debías sentarte en estas porque se supone que no debes exponer tus genitales sobre ellas”, refirió Jennifer Lawrenceantes de explicar que como tuvo puesto un traje húmedo durante la mayor parte del rodaje, usó estas rocas para rascarse una picazón en su parte inferior. En sus palabras, “¡eran tan buenas para rascarse el trasero!”, pero entonces ocurrió algo inesperado.

Jennifer Lawrence indicó que su método de alivio casi lastima a un miembro del elenco de The Hunger Games.


“Una roca con la que estaba rascándome el trasero se soltó. Era una roca gigante y rodó por la montaña y casi mató a nuestro chico de sonido”, comentó la ganadora del Óscar entre risas, aunque precisó que en su momento, los hawaianos que fueron testigos del incidente sostuvieron que se trataba de una mala señal.

“Todos los hawaianos dijeron ‘¡es una maldición!’ y yo en la esquina decía ‘soy su maldición, la empujé con mi trasero’”, agregó.
Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: