El subgerente regional de Antabamba (Apurímac), Rolando Casaverde Zela, fue paseado en burro llevando puesta una pollera de color rojo como castigo por su falta de capacidad de gestión en el cargo que ocupa y no resolver los problemas que afronta la provincia. 


Este hecho que casi pasa desapercibido sucedió durante el desarrollo de una asamblea general en la plaza principal de esta localidad, ubicada en la región Apurímac.



Ahí se evalúo los resultados del paro de 48 horas convocado por el Comité de Lucha de Antabamba el pasado 28 y 29 de noviembre, y el acuerdo de retomar la medida de fuerza los próximos días de no ser atendidos sus pedidos por el Gobierno Nacional, dando un plazo hasta el 15 de diciembre.


Años atrás, el entonces subprefecto de la provincia, Néstor Ponce de León, fue también escarmentado sobre el lomo de un piajeno ante la mirada inquisidora de los pobladores.


“Estamos cansados de tantas promesas incumplidas. Nuestra provincia necesita urgentes obras. Si las autoridades no se ponen a la altura de las circunstancias como ha sido el caso de Casaverde Zela, todas serán obligadas a montar en burro, incluyendo el alcalde provincial”, afirmó un comunero.

Tras varios días de transcurrido el hecho y pese que se trata de un funcionario de confianza de la gestión del gobernador regional Wilber Venegas Torres, la referida autoridad no se ha pronunciado hasta el momento.



Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: