El mercado brasileño se ha convertido en el principal receptor de la cocaína producida en el Perú. Según un informe del periódico Folha de Sao Paulo, basado en un reporte de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Amazonas, las mafias locales movilizan 4.500 millones de dólares al año con la droga peruana.


Las organizaciones criminales conocidas como Familia del Norte, el Comando Rojo y el Primer Comando de la Capital son las que virtualmente dominan la distribución de la cocaína en Brasil. 

El Estado de Amazonas comparte con Perú y Colombia 3 mil 209 kilómetros de frontera, un área de incesante filtración de cargamentos de droga hacia Brasil, especialmente por vía fluvial.

De acuerdo con un informe de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública, el Primer Comando de la Capital actúa en los estados de Acre, Alagoas, Ceará, Maranhao, Rondonia, Roraima y Sergipe. Mientras que el Comando Rojo cuenta con huestes en Acre, Alagoas, Maranhao, Rondonia y Roraima. Y la Familia del Norte en Acre y Roraima. 

Esto significa que las tres principales mafias de la droga de Brasil coinciden en el territorio del Estado de Acre, fronterizo con el Perú. 

“Los resultados obtenidos señalan que el Estado de Amazonas se configura como el principal corredor del ingreso de cocaína en Brasil, proveniente de los cultivos de hoja de coca en las fronteras de Brasil con Perú y Brasil con Colombia”, precisa el informe de inteligencia. 

Durante Año Nuevo, reclusos pertenecientes a las organizaciones Familia del Norte, el Comando Rojo y el Primer Comando de la Capital fueron los que protagonizaron los recientes motines en las cárceles de Manaos que concluyeron con el saldo de 64 fallecidos. 

El informe de inteligencia no descarta que los enfrentamientos fueron motivados por el control de las rutas de la droga peruana, que genera uno de los principales ingresos de las mafias. 

La pelea a muerte es por la supremacía sobre los territorios del norte, noroeste y centro-oeste, según el reportaje de Folha de Sao Paulo. 

El secretario de Seguridad Pública del Estado de Amazonas, Sergio Fontes, afirmó a Folha de Sao Paulo que se requieren de unos 15 mil policías para combatir a las mafias del narcotráfico. 

De no tomarse medidas inmediatas, en Brasil “seguiremos el camino de México”, aseguró

.La droga peruana surca por las aguas del extenso río Solimoes



La Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Amazonas consultó con sus similares del país sobre la presencia de las organizaciones criminales vinculadas con el narcotráfico. Siete estados respondieron positivamente. 

Para acarrear la droga desde el Perú las mafias brasileñas usan preferentemente las aguas del río Solimoes, una de las principales rutas de salida de la cocaína peruana. 

Se le denomina río Solimoes al tramo del río Amazonas que se inicia en la triple frontera de Perú-Colombia-Brasil, en la ciudad de Tabatinga, hasta la localidad de Manaos, lo que representa una extensión de 1.700 kilómetros. 

El incremento del contrabando de droga en la frontera peruano-brasileña explica por qué han comenzado a aparecer cultivos de hoja de coca en la zona.


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: