Por: Verónika Mendoza











¿Por qué vamos a regalarle $75 millones anuales a un privado que no pone casi nada?



La adenda que firmó el gobierno es lesiva a los intereses del país, otorga beneficios millonarios a allegados al gobierno de manera muy poco transparente, y pone en riesgo la culminación exitosa del proyecto.



1. Es falso que se esté ahorrando 590 millones. Ese monto no existe, no figura en ninguna parte del contrato. Fue una pretensión de Kuntur Wasi que ahora el gobierno de PPK usa tramposamente para justificar una negociación a espaldas y en contra del país.


2. Con esta adenda tramposa estaríamos regalando 75 millones de dólares ($ 35millones definidos en el contrato más las ganancias de los puestos comerciales y servicios no esenciales que se estiman en $40 millones). Si el Estado va a poner la mayor parte del financiamiento y los riesgos, ¿por qué vamos a regalarle esos $75 millones anuales a un privado que casi no pone nada?


3. Las APPs y sus adendas han mostrado ser el gran vehículo para la corrupción de Odebrecht y otras empresas. No cometamos los errores del pasado, debe haber firmeza y transparencia absoluta.

4. Iniciar un proyecto tan grande e importante en medio de dudas y sospechas con una empresa sin experiencia en construcción de aeropuertos ni capacidad financiera abre un serio riesgo de que medio camino como ha ocurrido con el gasoducto del Sur.

5. El Aeropuerto de Chinchero puede iniciarse de inmediato con la remoción de tierras -proceso que durará dos años- bajo el mecanismo de inversión pública. No hay pretexto alguno para postergarla. Se pueden aprovechar los estudios definitivos para licitar la obra física en un plazo muy corto.

6. Al ser una obra pública, los beneficios del proyecto, que se estiman en $75 millones anuales, deben revertir al Estado y en especial a la región Cusco, a través de su Gobierno regional y municipalidades. La administración del aeropuerto debe ser definida de manera descentralizada y participativa por el pueblo del Cusco.


Según el Ejecutivo, la firma de la adenda del contrato del Aeropuerto de Chinchero le ahorrá al Estado 589 millones de dólares en intereses bancarios, cuando en verdad esta modificiación contractual del proyecto se ha convertido en una "obra pública" disfrazada de Asociación Pública Privada (APP), y ahora el Estado asume un mayor riesgo financiero por 40 años. ¿Cuándo vamos a aprender a hacer un contrato donde se trabaje por los intereses del Perú y no por los privados?





Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: