Una madre de familia fue sentenciada a cadena perpetua por permitir la violación sexual de su hija, una niña de 11 años, que ha quedado con severos traumas psicológicos. La sentencia fue dictada por el Colegiado Permanente de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque.


Los magistrados encontraron que la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Chiclayo consiguió demostrar la culpabilidad de la madre de la Deisy Lara Coronado quien mantenía una relación sentimental con Segundo Amadeo Pérez Marrufo, y permitió que éste abusara de su hija desde que tenía ocho años.


La acusada trasladaba a su menor hija al domicilio de su pareja, ubicada en la Av. Chongoyape s/n (carretera Chiclayo - Chongoyape) del distrito de Pátapo, con el pretexto de lavar su ropa, sin embargo cuando ya se encontraban en el inmueble, Lara Coronado fingía dolor de cabeza para luego tomar una pastilla que le producía sueño. Pérez Marrufo aprovechaba esta situación para ultrajar a la menor mediante amenazas de muerte. 

Los abusos también se cometieron en el inmueble de la agraviada ubicado en el caserío El Progreso S/N - Pátapo, en el cual vivía con su madre y hermano de 15 años.La última vez se la menor fue violada fue el día 23 de enero de 2016.


Cada vez que la menor era violada su madre recibía de su coimputado la suma de S/ 15.00, en tanto la menor recibía S/ 20.00 que posteriormente entregaba a su progenitora. El delito fue descubierto y denunciado por su padre ante la policía que procedió a la detención de la acusada.


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: