Amor a primera vista o cómo quieran llamarlo, pero esa vez que cruzaron miradas en una iglesia, solo distanciados por ancianos y niños que rezaban a Dios, ambos quedaron prendidos. El flechazo sucedió como en las películas románticas o los cuentos infantiles. Él la mira, ella lo mira, y el amor es algo que no pueden evitar. Una sonrisa por aquí y una sonrisa por allá. Sus mundos estarían destinados a unirse, se harían pareja y el amor florecería. Entonces, vendría el gran paso: el matrimonio. Hasta aquí paramos con la historia, porque esta no tendría final feliz ni el popular “vivieron felices para siempre”. Mnombo Madyibi, de 32 años, tenía algo que le ocultaba.



Ellos habían decidido no tener intimidad hasta la noche de bodas. Cuando el gran día llegó, su esposa descubrió algo que la horrorizaría, que la haría entrar en pánico. Cuando terminó el juego previo antes de la relación sexual, Mnombo Madyibi se sacó la ropa interior y el caos se desató. Ella no lo podía creer y es que el pene de su esposo era más grande de lo normal. Le mordió la oreja y apretó sus partes íntimas. "Antes de que me diera cuenta, ella me golpeó de nuevo con una botella de vino antes de intentar asfixiarme con un oso de color rojo que le había regalado”.


Los gritos despertaron a los clientes del hotel en el que se hospedaban. “Creo que la razón por la que está enfadada es porque solo pude darle una luna de miel barata, y no el viaje a Zanzíbar que ella quería”. La pareja ha empezado una terapia de parejas y ha evitado alguna denuncia.

Fuente: Daily Mail

Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: