El alcalde Luis Castañeda es blanco de críticas por la caída del puente Solidaridad, en San Juan de Lurigancho, y porque otras estructuras como esta, construidas bajo su mandato, corren el riesgo de colapsar ante la crecida del caudal de los ríos. 


Los ingenieros consultados han coincidido en que el puente se rompió por fallas en su diseño y construcción. La compañía responsable de la obra por encargo de la Empresa Municipal de Administración de Peajes (Emape) –dependiente de la Municipalidad de Lima– fue la Constructora e Inmobiliaria AL&M, la cual no tenía experiencia en este tipo de edificaciones.


El puente tuvo una inversión de S/3’898.294 millones y fue construido en el 2010. Emape, creada en 1986, debía encargarse de su mantenimiento y de advertir que estaba a punto de colapsar, al igual que otros puentes. 

Miguel Prialé, ex presidente del directorio de Emape, de la gestión de Susana Villarán, explicó que esta empresa nació como una administradora de peajes, pero luego perdió esa competencia porque todos los peajes fueron concesionados. Ahora “es una unidad ejecutora de obras como las escaleras o los puentes peatonales y vehiculares”, sostuvo.


Una profesora de inicial

Hasta el momento, el único funcionario de Emape que ha salido a declarar en defensa del puente caído fue José Justiniano, gerente de Infraestructura Vial de Emape. “El puente ha sido diseñado por los mejores especialistas. No se ha caído, solo se ha desplomado”, declaró al programa dominical “Cuarto poder”. A pesar de esta declaración, el alcalde Luis Castañeda aseguró: “Es un profesional de primer nivel y ha trabajado día y noche para evitar la caída de ese puente”. 

Otra funcionaria de Emape, que la Municipalidad de Lima avala pese a que no tiene experiencia conocida en infraestructura y construcción de puentes, es Mariella Pinto Rocha, bachiller en Educación Inicial, según la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).


El alcalde designó el 30 de noviembre del 2016 a Pinto como presidenta del directorio de Emape, el máximo cargo en esta entidad. Para ese entonces, Pinto ya era gerenta de Cultura del municipio. 

“El presidente de directorio debería tener experiencia en la ejecución de proyectos municipales o de infraestructura. No tiene mucho sentido que se coloque a un psicólogo en el directorio”, precisó Prialé, economista de profesión. 

“Debe ser alguien que sepa cuánto pesa un ladrillo y cuáles son las mediciones de un puente”, dijo a El Comercio el arquitecto Javier Sota Nadal, otro ex presidente de ese directorio.

Mariella Pinto, en cambio, ha sido asesora del Ministerio de Justicia durante el gobierno de Alejandro Toledo. En el período de Alan García, formó parte de la comisión que se encargó de edificar el Museo de la Memoria. 

El directorio de Emape se reúne dos veces al mes para tomar decisiones sobre las obras que se ejecutarán y evaluar los avances de los trabajos. El sindicato de trabajadores de Emape informó que Pinto designó a Jacqueline Calderón gerenta general de Emape.

Una queja del sindicato es que Pinto ha colocado a profesionales vinculados a temas de cultura. Calderón fue secretaria general del Ministerio de Cultura hasta enero de este año. El regidor Hernán Núñez ha emplazado a Calderón para que explique de manera técnica la caída del puente Solidaridad. 

Entre los integrantes del directorio de Emape están Mario Casaretto, subgerente de Defensa Civil de la comuna; Guido Iñigo, alcalde de Villa El Salvador; Jaime Villafuerte, gerente de la Promoción y la Inversión Privada de la comuna de Lima; y Óscar Lozán Luyo, gerente de Educación y Deporte.

Fuente: El Comercio


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: