El poder de las mujeres en los últimos años ha sido grande y determinante en la escena política. Algunas llegaron a cumplir sus metas, como la ex alcaldesa de Lima, Susana Villarán y muchas otras mujeres que hoy están en el Congreso o en las funciones edilicias a nivel nacional.

Pero las más resultantes de las dos últimas décadas han sido Eliane Karp, Nadine Heredia y Keiko Fujimori, quién fue la Primera Dama en el gobierno de su padre, Alberto Fujimori. En el 2011 y 2016 llegó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, donde estuvo a punto de llevarse la victoria, ya que la diferencia fue solo de 40 mil votos.


Si bien Keiko no es la presidenta del país, pero tiene la mayoría en el Congreso, cosa que pone en aprietos al Presidente de la República y la convierte como una de las mujeres más poderosas del país, a tal nivel que PPK tuvo que reunirse en privado con Keiko para tratar de llegar a ciertos acuerdos por el bien de la gobernabilidad del ejecutivo. 

Para nadie es secreto , que Nadine Heredia fue la que hacía y deshacía en el gobierno de su esposo, Ollanta Humala (2011 - 2016(. Hecho que al inicio fue bien visto por los medios de comunicación, ya que en cierta manera reflejaba la igualdad de oportunidades que se le daba a las mujeres, pero al final terminó siendo calificada de usurpadora de funciones por inclusive ocupar el trono del presidente en los eventos públicos y por las reuniones que ella sostenía con los ministros.


Algunos allegados cercanos, aseguraron que Nadine tomaba decisiones importantes en la política y en la economía tenía que darle el visto bueno antes de que Humala aprobara las leyes. Asimismo se menciona que Heredia controló a Ollanta en sus medidas radicales que quiso implantar en el país como el cambio de la constitución del 93 por la del 89 y evitó el freno en las actividades mineras, que generó un sinfín de enfrentamientos como el de Cajamarca en el proyecto Conga.

Eliane Karp, la ama protectora del ex presidente, Alejandro Toledo todavía sigue siendo una de las mujeres que tiene cierto poder en el país, y lo demostró hace poco cuando se dispuso la captura de Toledo donde PPK dio algunas declaraciones referente al tema, al que Karp respondió inmediatamente al presidente diciendo, "no me hagas hablar, PPK, yo sé lo que hiciste últimamente, declaración que dejó mudo al ejecutivo hasta ahora.


Estas son las tres mujeres queridas y odiadas al mismo tiempo pero que tienen cierto poder en la política y en la justicia peruana, que a pesar de que pesan muchos cargos sobre ellas, andan como si nada pasara en nuestro país y en el exterior.
Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: