Un fotógrafo vio el horror y dejó su cámara para salvar a niños de una muerte segura. Abd Alkader Habak viajaba en con un convoy de evacuados en Siria que fue atacado con un coche bomba en la zona de Alepo. Murieron 126 personas, entre ellos 68 niños, que pudieron ser más sin su intervención.

El fotorreportero decidió dejar su cámara e intentar a rescatar a niños que se encontraban cerca de las llamas tras la explosión. Diversos fotógrafos lo captaron cuando rescataba a un menor y lo dejaba en zona segura para volver a la acción.

Los periodistas también captaron una imagen asoladora, a Abd Alkader llorar desconsolado de la impotencia luego de rescatar a una víctima. 











El fotógrafo desconsolado llora tras rescatar a un niño.

Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: