Desde que Alberto Fujimori abandonó el poder, el fujimorismo en el Parlamento ha tenido una trayectoria particular. Por ejemplo, la transición que lideró Valentín Paniagua contó con una importante presencia de Perú 2000 (52 de 120 curules).


En 2001, el fujimorismo (Cambio 90-Nueva Mayoría y Solución Popular, en conjunto) tuvo una representación ínfima (4 de 120) que ni siquiera alcanzaba para formar una bancada. Esta creció en 2006 (13) y solía votar disciplinadamente. Salvo deserciones menores, la disciplina se mantuvo entre 2011 y 2016.


Siendo hoy una mayoría apabullante (72 de 130), ¿cuál es el perfil que se mantiene? Manejar un grupo tan grande puede ser complicado. Recién instalado el Congreso, las deserciones podían ser muy predecibles. Pero Fuerza Popular previno esto mediante la llamada ley antitránsfuga.

Redes

Lo que no se puede evitar es la consolidación de redes internas en la bancada. En el gráfico adjunto, cada grupo está representado con un color. El tamaño del círculo representa la importancia del parlamentario.

Aquellos congresistas con mayor nivel de interacción (aquellos que buscan o que son buscados en mayor medida para la presentación de PL) tienen mayor importancia: son los llamados congresistas “pívot” de cada grupo.


Dentro de la bancada de Fuerza Popular se pueden detectar hasta cinco grupos importantes, excluyendo a quienes actualmente forman parte de la mesa directiva: Luz Salgado (Lima) y Rosa Bartra (La Libertad).





Los congresistas “pívot”, de acuerdo con este método, son los reelegidos Héctor Becerril (Lambayeque) y Segundo Tapia (Cajamarca), algo comprensible dada la experiencia acumulada. Es sorpresivo, en cambio, el rol de los debutantes María Melgarejo (Áncash), Edwin Vergara (Lima) y Juan Carlos Gonzales (Lima).

Solo contando con recursos políticos, si un grupo de interés quisiera promover un proyecto de ley, estos congresistas serían clave, pues, por sus conexiones, podrían articular a sus más cercanos colegas. Además, su liderazgo los convierte en potenciales aliados de otras bancadas.

Dispersión

Hace algunos meses se pudo tener un vistazo de la manera cómo coordinaba la bancada fujimorista. El famoso chat del “mototaxi” incluía a Luis Galarreta, Cecilia Chacón, Becerril, Salgado, Bartra y otros líderes extraparlamentarios del fujimorismo.

En el gráfico de redes, se puede ver que algunos se ubican entre los distintos grupos. Esto podría indicar que la forma de coordinación vaya de manera escalonada de la líder y sus allegados hacia el resto de la bancada.


Otro dato interesante, y a pesar de la creencia ampliamente extendida, es que la formación de grupos parece no estar determinada por la simpatía hacía Keiko o Kenji Fujimori. De hecho, el menor de los Fujimori parece tener un rol menor como “pívot”.

Ni Keiko ni Kenji

Lo que parece primar, en cambio, son relaciones establecidas por cercanía amicales, regionales o de creencias y hasta de ubicación del escaño en el hemiciclo.

Estas redes, sin embargo, no han provocado disidencias de voto significativas. Los congresistas fujimoristas parecen ser rodajas de una misma naranja.


CIFRAS
5 redes son las que parecen haberse formado al interior del fujimorismo.

427 proyectos de ley había presentado la bancada de Fuerza Popular hasta el 15 de marzo.

Fuente: Perú21


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: