Laura Bozzo se sometió a una operación para prevenir el cáncer en su cuerpo, sin imaginar que sería el inicio de una experiencia de terror.

La conductora contó que ingresó a la Clínica San Felipe para que le extraigan el útero pero que terminó sin un trozo de intestino, con un hueco en el vientre que no paraba de drenar y con seis centímetros de piel quemada.


En una entrevista para “Amor, Amor, Amor”, la conductora explicó que esta negligencia médica impactó en su salud y es la razón por la que ha estado ausente en Televisa durante los últimos seis meses.


“Yo soy loca y me fui al médico legista. Me dijo que no me saque la venda pero yo le dije que sí, quería que vea el hueco… he podido morir”, sostuvo.

La autodenominada ‘abogada de los pobres’ sostuvo indignada que su experiencia empeoró cuando personal de la clínica le hizo firmar unos papeles estando ella todavía mareada.


Tras la terrible experiencia que vivió, Laura Bozzo denunció a la Clínica San Felipe ante la fiscalía peruana por delito contra el cuerpo, la vida y la salud, en modalidad de lesiones graves.

Actualmente está en México y se encuentra recuperándose.


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: