Rosa Rojas, la madre de Javier Ríos Rojas, un niño de 8 años que falleció en la masacre de Barrios Altos, se presentó en el programa de Phillip Butters para contar qué sucedió cuando le pidió a Alberto Fujimori ayuda.

“¿Perdonar a Fujimori reconciliaría al país”, fue la pregunta que se le hizo a Rosa. Ella, inmediatamente respondió: “Mi corazón es un rompecabezas formado por 5, pero nunca se va a llegar a formar porque me faltan 2 piezas que nunca van a venir. Nunca en mi vida voy a juntarlas. Yo le pido a todas las señoras que se pongan en mi lugar. A las congresistas, a Fuerza Popular, que se pongan en mi lugar como esposa y madre. Que se pongan en mi lugar y sepan cómo me siento”.

“Es doloroso escuchar: ‘Estos terroristas de Barrios Altos’. Por favor, basta de ese apelativo, mi esposo no se puede defender porque está muerto. De 31 años y con 27 balas en su cuerpo y mi hijo de 8 años con 7 balas en su cuerpo. Ocho balas, casi una bala por año. Si ustedes son padres, van a entender el dolor que yo siento”, añadió. “La indiferencia que tuvo el señor Fujimori conmigo, yo le cogí sus manos, le clavé mis uñas y le supliqué por favor, pero él hizo caso omiso a todo. Nunca nos ayudó y amnistió a los criminales. Les dio todos sus derechos, ¿y nosotros qué? Quiero que me entienda la señora Letona, la señora Chávez, que se ríen irónicamente. Si estas lágrimas me salen, son de dolor”, finalizó con la voz entrecortada.




Como se recuerda, el 13 de noviembre de 1991, en Barrios Altos, Javier Ríos, de 8 años, fue perseguido por el grupo paramilitar Colina y acribillado de un balazo en la cabeza junto a su padre, quien había organizado una pollada. 



Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: