El pequeño Michael tenía 5 hermanos y él era el menor. A los 8 años dijo algo que no fue tomado seriamente: aseguró que tenía más en común con sus tres hermanas que con sus dos hermanos. El tiempo fue pasando y al cumplir 15 años empezó a imitar el lenguaje corporal y pedir prestado la ropa de sus hermanas. A los 16 años, comenzó a tomar pastillas de hormonas femeninas sin el conocimiento de sus padres, y se mudó a Melbourne seis meses después, donde comenzó a vivir como mujer. Desde entonces, se hizo llamar Kelly.


Kelly quería perfeccionar su figura femenina desde los 18 años y gastó casi $5.000 dólares en rinoplastías e implantes mamarios, aumentando su pecho a una taza de 32C. Kelly tenía 20 años cuando se sometió a cirugía de reasignación sexual y ha sido sometida a 127 cirugías desde entonces. Los procedimientos, que han costado un estimado de $300.000 dólares, han ayudado a Kelly a crear una figura basada en su idea de una mujer “deseable”. En su búsqueda por obtener el cuerpo perfecto, ella ha viajado por el Reino Unido, Estados Unidos, Tailandia y Malasia. Sin embargo, a veces las cosas no le salieron como pensó Y, por ejemplo, una vez tuvo que viajar a Australia para arreglarlo, desembolsando aún más dinero, pagando con sus ahorros y el seguro de salud. 

Pese a todo el gran esfuerzo por ser cada día más linda, algo en su vida no salió nada bien: ella no ha encontrado el amor. “Los hombres están intrigados pero sólo quieren estar contigo una vez”. Ella asegura que los hombres que conoce están más interesados ​​en tener una relación de una noche que una relación comprometida, porque se preocupan por lo que piensan los amigos y la familia.


Kelly dijo que su última relación terminó el 2005 y que la familia de su ex sólo descubrió que ella era una trans después de que la pareja se separó. Pero, ahora, quiere que sea diferente, que si encuentra a un hombre, este no tenga pudor en decir que ella es transgénero. “Para la mayoría de los chicos, estar con una transgénero puede ser algo que les intriga y sólo quieren estar conmigo una vez, lo que es desalentador. Es difícil encontrar a un hombre que esté dispuesto a decir a sus amigos y a su familia que tienen una pareja trans, y creo que esa es la última barrera para que las mujeres transexuales sean aceptadas”

Fuente: Upsocl


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: