Alan García sigue en la mira esta semana por el caso Odebrecht. Sin embargo, la empresa brasileña opera en Perú desde la época de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. Lee nuestras Historias Nunca Contadas.


El viernes pasado, Alonso Ramos, el acucioso periodista del semanario ‘Hildebrandt en sus Trece’, reveló una primicia que provocó un cataclismo político: en una agenda de Marcelo Odebrecht aparecen las iniciales ‘AG’, que pertenecerían al expresidente Alan García. Como se sabe, el empresario brasileño era el mandamás de su compañía, que pagó millonarios sobornos para adjudicarse obras públicas en los tres últimos gobiernos en el Perú.


“AG vs Omos-finalizar. Olmos: Gestao prazos/vis-a-vis exposicaou max U$1mil”, dice la anotación, que vincularía a García al proyecto de irrigación Olmos, realizado durante su segundo gobierno, y a un supuesto pago de un millón de dólares.
Alan García salió a defenderse en su cuenta de Twitter: “Olmos fue contratado por otro régimen y ejecutado por el Gobierno Regional. A otros habrán comprado. A mí, no”.

Lo cierto es que la sigla de Alan García está en el mismo documento donde aparece la anotación ‘OH’ y la cifra de US$3 millones, que pertenecería al expresidente Ollanta Humala y al supuesto soborno que habría recibido.


Hace unos días, por cierto, el diario ‘Folha de Sao Paulo’ difundió un espectacular audio fiscal, donde Marcelo Odebrecht confirma que ‘OH’ es Ollanta Humala y señala que el dinero fue solicitado por Antonio Palocci, el exministro del presidente Lula.

Interrogado al respecto, Palocci desmintió la versión de Obedrecht respecto de Humala, pero la situación del exmandatario sigue siendo complicada.

Muchos peruanos, sin embargo, se preguntan si las autoridades brasileñas y el fiscal peruano Hamilton Castro le han preguntado a Marcelo Odebrecht -con ese mismo interés que por Humala- sobre las posibles vinculaciones comerciales que tuvo con Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos y Alan García.


La pregunta cae de madura. Durante el gobierno de Alberto Fujimori, la empresa Odebrecht ganó 30 obras públicas, muchas más de las que obtuvo en las gestiones de Alan García y Humala, que juntos totalizaron 24.

Odebrecht era la engreída de Alberto Fujimori, le adjudicó contrataciones por ¡US$450 millones!

Hay un detalle más. En ese mismo audio difundido por ‘Folha de Sao Paulo’, Marcelo Odebrecht dijo que su empresa, en la gestión de Alberto Fujimori, entregó dinero a grupos armados peruanos para que dejaran en libertad a secuestrados. ¿Eso pudo haber sido posible sin que lo supiera Vladimiro Montesinos? ¿A quién de ese gobierno entregaron el dinero?


En el régimen de Alan García también resulta difícil creer que solo sus funcionarios de mando medio (tres de ellos hoy presos) pidieran millonarios sobornos a Jorge Barata, el representante de Odebrecht en el Perú. Barata y Marcelo Odebrecht tuvieron la oportunidad de denunciarlos ante Alan García durante las más de 20 reuniones y viajes personales que hicieron juntos al interior del país y Brasil.

Muchas cosas sintomáticas están ocurriendo en esta investigación, pero los periodistas no somos ‘caídos del palto’. Nos vemos el otro martes.

Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: