Este domingo, tres yihadistas del Estado Islámico fueron atacados hasta morir por jabalíes que arrasaron una granja de cultivo de la región de Rashad —a alrededor de 50 kilómetros de Kirkuk (Irak)— aunque, tras este suceso, sus compañeros se vengaron de los animales, informa la agencia Iraqi News. 


Por su parte, miles de civiles tuvieron que huir de esta región iraquí tras la aparición del EI en 2014 y se encuentran en campos de refugiados. La organización mantiene el control sobre ese territorio.


A pesar de las llamadas del Gobierno de Irak para recuperar esas tierras, las fuerzas oficiales se encuentran inmersas en una campaña para retomar Mosul, la mayor fortaleza de ese grupo terrorista en Irak.

Los habitantes de Kirkuk sufren tanto las ejecuciones regulares de los militantes del Estado Islámico como los ataques de la coalición liderada por Estados Unidos.




Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: