Confesiones de personajes involucrados en la investigación del Caso Lava Jato que se desarrolla en Brasil complica la situación del expresidente Alan García. De acuerdo sus testimonios, señalan al aprista como pieza clave de sus negocios.Según el informe del portal ‘Ojo-Público’, los empresarios José Antunes Sobrinho, de la constructora Engevix; y Gilberto de Azevedo Branco Valentim, de Galvão Engenharia, aseguraron al juez Sergio Moro que García Pérez fue un elemento importante para las obras que se adjudicaron durante su segundo gobierno.


"La reunión con el presidente Alan García fue un punto importante (...) porque una parte del financiamiento no iba a sostenerse sin que el gobierno central ponga dinero en el proyecto", declaró Valentim sobre un proyecto en Tumbes. Acotó que el objetivo era que la obra sea aprobada durante la gestión aprista.

Cabe anotar que, en aquella época, el exprimer ministro brasileño José Dirceu y Zaida Sisson, quien es esposa del exministro aprista Rodolfo Beltrán, brindaron sus servicios de consultoría a Galvão Engenharia.


"Yo personalmente estuve con el presidente Alan García gracias a las consultorías, para pedirle (...) un complemento financiero por parte del gobierno central", añadió el ejecutivo de Engenharia, subrayando que fue necesario contar con el apoyo político a través de la consultoría.

Por su parte, el ejecutivo de la firma Engevix, José Antunes Sobrinho, confesó al juez Moro que también contrató los servicios de Dirceu para tener contactos políticos que le permitan adjudicarse proyectos.

Explicó que el exministro de Lula conversó con su socio, Gerson Almada, para implementar su presencia en nuestro país. "Nosotros ya teníamos una serie de contratos pequeños de consultoría de ingeniería en Lima, pero el doctor Gerson (Almada), por su relación con el presidente Alan García, por sus relaciones en el país, podría ayudarnos", contó. Sobrinho recibió una sentencia de 21 años de prisión.

En vínculo entre Alan García y José Dirceu

El exprimer ministro brasileño reveló que sus contactos con Alan García datan desde su primer gobierno. Un pasaje de su testimonio que da cuenta ‘Ojo-Público’ refiere cuando, según manifiesta, ayudó a Alan García a abandonar el Perú tras el autogolpe que perpetró Alberto Fujimori en 1992.


"El presidente Alan García, cuando dejó el (primer) gobierno, tuvo una serie de problemas. Yo lo ayudé junto con el general Omar Torrijos, que fue presidente de Panamá, y el gobierno de Cuba, para que abandone el Perú", manifestó Dirceu.

Cabe anotar que este personaje fue condenado a 32 años de prisión por delitos de corrupción y lavado de dinero. En Latinoamérica se lo identifica como un conocido lobista de las constructoras Galvão Engenharia y Engevix.


Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: