Un triste final tuvo el clásico del fútbol peruano. El triunfo de Alianza Lima, que iba perdiendo 1-0, se vio empañado por los golpes y los empujones.



Al termino del partido, Luis Tejada agredió a Gonzalo Godoy y encendió la mecha. El tumulto, los golpes y los empujones explotaron y todos empezaron a defenderse de todos.



Luis Aguiar fue uno de los que más se exaltó. El mediocampista aliancista empezó a insultar a todos y, en ese instante, Juan Manuel Vargas intentó separar a sus compañeros, pero también perdió los papeles cuando escuchó al uruguayo.

Tras varios minutos y luego del ingreso de la policía, el partido se calmó y los jugadores volvieron a sus vestuarios. Sin duda un clásico que debió de culminar de mejor forma.




Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: