Una comisión especial, nombrada por el Consejo Universitario de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), determinó por unanimidad que el título profesional de contador público que obtuvo el contralor de la república, Edgar Alarcón Tejada, el año 2000, no cumplió los requisitos de ley y, por tanto, devendría en nulo.

La comisión formada tras las denuncias de plagio en el Trabajo-Informe que empleó Alarcón para titularse está integrada por los decanos de las facultades de Derecho, Javier Lizárraga, quien la preside; de Contabilidad, Orlando Macedo; y de Filosofía y Lingüística, Dante Callo.


Según el informe a presentarse mañana ante el Consejo, Alarcón ni siquiera cumplió los requisitos para obtener el título profesional en marzo del 2000, al no acreditar el mínimo de tres años de experiencia en el campo, razón por la que los decanos no se pronunciaron sobre el plagio.

Para el presidente del grupo especial, Javier Lizárraga, ha quedado probado que el contralor obtuvo el título en forma fraudulenta, ya que al momento de solicitarlo aseguró que cumplía los requisitos que exigía la ley y el reglamento para lograr el título.


De acuerdo al Art. 27 del Reglamento de Grados y Títulos de la Facultad de Ciencias Contables y Administrativas, en ese entonces el bachiller podía optar por una de tres modalidades para obtener el título profesional: presentación y sustentación de tesis; rendición del examen de suficiencia; o acreditar tres años de experiencia profesional acompañando un Trabajo-Informe que describa la experiencia laboral, además de exponer actividades específicas “de las que fluyan conclusiones y sugerencias para el campo profesional”.

Alarcón se acogió a la última opción, pero no cumplió con describir su experiencia o aportar sugerencias y conclusiones.

Según el Art. 39 del mismo Reglamento, la documentación debía incluir un certificado de trabajo que acredite un mínimo de tres años de ejercicio profesional. También era obligatorio incluir la boleta de pago o constancia de remuneración.


Los documentos

En el expediente que obra en los archivos de la UNSA figura el certificado de trabajo N0 031-2000 CG/RRHH expedido en Lima el 24 de marzo de 2000 y firmado por William Angulo, jefe de Recursos Humanos, y Manuel García, de Administración y Finanzas.

En el documento consta que Alarcón “prestó servicios en este organismo de control desde el 3 de setiembre de 1997 hasta la fecha (marzo 2000)".

Además, se incluye la boleta de pago del 31 de enero del 2000, donde se lee como fecha de ingreso, nuevamente, el 3 de diciembre de 1997; así como otro certificado de trabajo remitido vía fax, emitido el 3 de abril de 2000, que establece como fecha de ingreso 3 de diciembre 1997.

En la boleta se lee que Alarcón se desempeñaba como Asistente II, cuando aún no había obtenido el título profesional, lo que también es irregular.


Presuntas irregularidades habrían prescrito

Si bien la Comisión concluye que Edgar Alarcón no cumplió los requisitos para obtener el título profesional, señala también que las posibles acciones, tanto en el ámbito administrativo como judicial, habrían prescrito.

En relación a las denuncias de plagio, la Comisión decidió en mayoría no pronunciarse al respecto por ser innecesario al haberse determinado que no se cumplió con el requisito formal.

Preguntados al respecto, los decanos señalaron que tampoco se cumplieron las formas del Trabajo-Informe, pues el contenido es una reproducción de un manual del SIAF que carece de aportes del graduando, de ningún tipo.

En la próxima sesión de Consejo Universitario se determinaría qué medida administrativa o pronunciamiento adoptará la UNSA en relación a este hallazgo y si existen responsabilidades también del personal administrativo que tramitó el expediente.

Axact

Somos pobres, pero honrados.

La gentita de El Diario de Jhon Ney trabaja más de 25 horas diarias para llevarles los más divertidos contenidos y noticias del Perú y el Mundo. Instamos recomendar la página porque pronto regalaremos tapers como cancha.

Publicar un comentario: